Eres la expresión de Dios.

Existe un momento que cambia la vida de las personas que han avanzado en el camino espiritual, el descubrir que eres uno con Dios. Esto tiene una enorme repercusión en la vida, ya nada vuelve a ser igual. No solo por que descubres quien eres, sino que en ti esta la capacidad y el poder de expresar lo maravilloso que es Dios.
La belleza de la creación no puede ser vista ni descrita hasta que cada uno de nosotros, la descubre. Sobretodo por que la verdadera y absoluta belleza se descubre en el interior de cada uno de nosotros. 
No es hasta que descubres quien eres, y te aceptas, que puedes reconocer y honrar lo maravilloso que eres. Justo como dicen, fuiste creado a su imagen y semejanza. Aunque en esta vida, te toca ser alguna expresión de las múltiples expresiones de Dios.
El trabajo personal de cada quien, esta justo en descubrirlas. Prácticamente en todos los caminos habrán obstáculos, que te harán aprender mucho, pero sobretodo valorar esos dones divinos que hay en ti.
También descubrirás un ego, que pareciera querer mantenerte lo mas lejos de la evolución espiritual. Y querrá que hagas cosas alejadas de tus dones. Me paso con el canto, me hubiera encantado poder hacerlo de maravilla, pero no vino en mi paquete personal. Me desgaste intentándolo, hasta que seguí mi intuición y descubrí verdaderamente mis talentos.
Así mismo el ego, te dirá que hay que ser como los demás, que hay que encajar, y quizás obedecer, por que si no, algo malo te va a pasar. Pero esto te aleja de ser el ser espiritual que eres, y por ende te aleja de tu conexión con Dios y su respectiva expresión en ti.
El ego no es malo, es simplemente una parte animal de nosotros, que hay que honrar y respetar. Como cualquier mar, cuando se le aprende a respetar, y se le conoce, es cuando se le puede navegar.  
Sin duda alguna la consagración es cuando logramos expresar nuestro amor hacia la creación. Nos alineamos a dar en amor y a vibrar en eso que hace al mundo mejor
Namaste.