Sobre la pirateria espiritual.

Como trabajador de la luz, es muy probable que seas alguien que necesite mucha aceptación personal, a menos que ya hayas hecho un trabajo personal y hayas logrado liberar esa parte de ti. Esto puede afectar al trabajo de la luz debido a que muchas veces otras personas pueden tomar ideas o cosas tuyas y buscar un beneficio personal.

Esto puede ser muy doloroso. Pues a veces nos sentimos traicionados, pues algo que consideras tuyo fue tomado por alguien mas para su uso. Es correcto tu sentir, hay que permitirlo sentir, pero esto implica igual un trabajo muy interesante como trabajador de la luz.

Aunque antes de hablar de eso, es importante saber que algo que no es correcto o incluso ilegal debe ser defendido de la manera conducente. Ser un trabajador de la luz asertivo implica defender tus derechos y alzar la voz, pero desde una posición amorosa y no colérica. Pero para eso debes ser capaz de ser el más alto amor y con enfoque al servicio al universo.

Cuando algo así te pase, debes analizar en ti si lo que te esta molestando es la acción o que no te estas llevando el mérito. La acción es incorrecta, pero si tu mensaje u obra se esta propagando el universo te lo compensará, siempre y cuando estés enfocado en el servicio.

Algo que a mi me hace sentir muy tranquilo es el hecho de que cada quien vive su propio karma, es decir no gastes tu energía enviándole malas vibras a nadie, el más afectado vas a ser tu. Pero en cambio déjaselo al universo, y honra el hecho que lo estas sirviendo de una manera mas potenciada.

Incluso que te tomen ideas, es una gran señal que vas por el camino adecuado.

También hay que observar el apego a las cosas. El sentido de ser dueño de las cosas es una actitud que viene del ego, y nos puede hacer sufrir enormemente.

Cuando logras vivir 100 % alineado a servir al universo, en desapego de lo que haces y no esperas nada a cambio, en verdad estas en servicio. Estas practicando la confianza de que todo será provisto.

Al no confiar, generas energía de resistencia que impide que el universo lleve a ti la abundancia que te mereces.

Recuerda quien lleva a ti la abundancia no son los clientes, pacientes o quien te entregue dinero, sino el universo quien busca caminos para proveerte. Mientras mas abierto, aterrizado y positivo estas, mas abundancia permites que entre. Dicho de una manera chistosa, tu jefe es el universo, y en la manera que sigues sus lineamientos, los ascensos vienen.

El universo te dice: “sirve a tu mas alto propósito y yo me encargare de todo lo que necesites”.

Así que, suelta tus preocupaciones, evita vibrar en coraje, y suelta cuando sientas que alguien tomó algo tuyo, porque no es así. Todo es del universo, quien se alinea a esta verdad vive en plenitud y en abundancia.

Confía, recuerda que cuando haces las cosas por amor y servicio, es cuando el poder entero del universo se manifiesta en ti.

¿Cómo puedes servir hoy?