Como dar sin dar de más.

Una gran característica de todo trabajador de la luz es su vocación de servicio. Lo que yo llamo ser dador. Personas que tienen un predisposición para dar amor a los demás. Incluso para muchos puede ser hasta una obsesión esa necesidad de dar.

Incluso como trabajador de la luz, yo he notado como mi energía se potencializa cuando doy amor, sin esperar nada mas que servir al universo. En cambio si no doy mi energía se estanca y me siento como atorado y sin energías .

Pero la cuestión no es el hecho de dar, sino como damos. Pues al menos en esta realidad si damos de mas, de alguna manera nos estamos gastando nuestra propia energía. Así que como trabajador de la luz debemos encontrar nuestra manera para servir sin afectarnos y desgastarnos. Lo que a la postre se traduce en no servir como podríamos.

Si bien es una realidad es que los trabajadores de la luz, venimos a dar. Pero en esta vida, necesitamos primero darnos a nosotros mismos. Y en verdad servimos al universo cuando nos llenamos de tanto amor que logramos tener suficiente para dar a los demás.

No es quitarte el amor que necesitas para dar a los demás, sino darte tanto amor que eso hace que puedas tener mucho pero mucho mas. Eso es la práctica verdadera del amor incondicional. Nuestro camino absoluto como trabajadores de la luz.

Otra cosa importante es que estamos en una realidad dual, por lo que para poder estar en un correcto equilibrio, necesitamos dar y recibir.

A los trabajadores de la luz, comúnmente les cuesta recibir, pues en su esencia esta el dar, no el recibir. Pero aquí es muy importante aprender a recibir si se quiere vivir una vida plena.

Muchos nacen o desarrollan votos de pobreza o sufrimiento que les genera mucha dificultad para recibir. Así que primero deben romper esos votos para que las energías se equilibren y el potencial de servicio del trabajador de la luz se eleve.

Además, los trabajadores de la luz vienen a servir. Es decir a dar, eso significa que en alguna parte de su ser muchos les cuesta abrirse a recibir. Pues consideran que no lo merecen o simplemente que no tienen tiempo para disfrutar por que están una misión de dar.

En mi experiencia, al menos en este planeta, se necesita un equilibrio. Y se puede dar mas y de menor manera desde la abundancia que desde la pobreza. Aunque ese es el camino que cada trabajador de la luz debe escoger y construir. Desde donde da a los demás.

Es importante saber, que no todos las personas están en esa misma vibración. Muchos seres están en modo recibir, y pueden exprimir la energía del trabajador de la luz. Este creyendo que ayuda, realmente se esta desgastando.

Así que el respeto a tu ser es indispensable para poder servir como sabes que eres. Aprender a poner limites sanos y a primero darte amor para poder tener amor, es el camino para satisfacer eso que tu alma clama.

Namaste.