Salir del clóset espiritual

Quizás la principal cuestión a la que nos enfrentamos como trabajadores de la luz, es salir a la luz tal y como eres. Lo que por ahí se dice como salir del clóset espiritual, que implica mostrar tus dotes si reservas y sobretodo sin temores.

Si es probable que en tiempos pasados, esto te haya generado algún tipo de sufrimiento. Pero eso es diferente ahora. Así que hay que aprender a poder ser quien Dios nos pidió y nos pide que seamos.

A mi que lo que me ha aterrado, es sobretodo el rechazo. Pero realmente lo que he descubierto, es que ese rechazo no esta en los demás sino en mi. Si yo vibro en rechazo, es justo lo que voy a traer.

Yo tengo un trabajo corporativo, y me ha daba algo de miedo mostrarme con mis dones y habilidades psíquicas, hablar de ángeles, de yoga, de meditación, de mis temas. Hasta que un día dije, ¿qué tiene de malo tener esos atributos? ¿En qué momento una cosa va en contra de otra?

Ahí caí en cuenta, que nuestro Ego nos trata de proteger guardándonos. Tiene miedo de corramos riesgos, pero en ese temor esta no lograr ser plenos.

Yo lo que he hecho es hacerlo gradual, irme mostrando poco a poco. Como cuando uno entra a una piscina, primero tocas la temperatura, si esta adecuada vas entrando poco a poco, hasta que tu cuerpo se siente cómodo, es entonces donde se sumerges completo. Si, puedes tirarte un clavado y hacerlo de golpe, pero el riesgo de que el agua este helada y que no estés preparado es mucho mayor, es decir vas a tener que usar mas energías para componer el clavado, es mas intenso.

También está la opción que te plantea el ego, quedarte sentado viendo la piscina, con ganas de meterte pero sin hacerlo, y sufriendo cuando otros se divierten ahí mientras tu solo observas, consumido por tu miedo.

Eso es exactamente lo que ocurre con la vida espiritual, no da plenitud si vamos por ella.

Como trabajador de la luz es muy desgastante y frustrante tener dos caras, al final sabes que no estás siendo fiel a quien eres.

Es seguro ser un trabajador de la luz, hoy el mundo necesita gente que enseñe que el camino del amor, aveces no es el más cómodo de corto plazo, pero es el que mejor nos hace sentir a la larga. Es el camino que nos hace sentir plenos y completos.

Si habrá gente que te critique o que incluso puedan atacarte de alguna manera. Pero recuerda que cada persona se refleja en los demás. Y casi siempre esas actitudes vienen desde el miedo o la frustración de esas personas, que no han sido capaces de ver su lado luminoso.

En lugar que conectarte con tu miedo, contacta tu compasión. Tienes el poder de convertir el miedo en amor.

Si tu estas en paz, y haz sanado y perdonado las cosas de tu interior, veras con claridad desde donde te hablan los demás, si es desde su corazón o desde su temor.

Creo que en la medida que los hemos tenido la fortuna de encontrar la luz que hay en nuestro interior podemos ayudar a que otros vean esa luz que también hay en ellos. Al final por eso somos trabajadores de la luz, por que al encontrarnos, mostramos que se puede ser amor, en cualquier circunstancia.