El gran reto de los trabajadores de la luz.

Muy a pesar de las cualidades que siempre he tenido como trabajador de la luz, sobre todo la clarisensibilidad, siempre dude de que realmente tuviera esa cualidad. Y no fue hasta que empece a hacer lo necesario para creérmela, que esta cualidad y otras empezaron a funcionar adecuadamente.

Ahí esta el gran reto, confiar en nosotros. Por alguna razón en esta realidad dual, los trabajadores de la luz nacemos en circunstancias retadoras para nuestra autoestima. En mi casi particular, habiendo terminado con éxito un proceso terapéutico, siguiendo con ayuda de asesores y trabajando todos los días con consciencia, sigo teniendo episodios o tendencias a sentirme bajo de autoestima. Hasta donde me han dicho mis guías, esto tiene mucho que ver con nuestro origen, ya que no estamos acostumbrados a tener ego. Nuestra esencia es ser amor puro, entonces nos cuesta manejar todas las emociones que vienen en el paquete de esta realidad física.

Los trabajadores de la luz igual somos muy sensibles, y esta fuerte sensibilidad también nos hace sentir demasiado, lo que ocasiona que aveces absorbamos emociones que ni siquiera son nuestras. A me pasa mucho que siento lo que otros viven, y si es algo triste me tendía a deprimir, por una realidad que no es la mía directamente.

También otra frustración que me ha afectado bastante son los tiempos de co-creación. Los trabajadores de la luz, tenemos muy clara la calidad ilimitada de nuestro ser, y nos cuesta mucho trabajo el aceptar las reglas y los tiempos de esta vida física. Entonces por ejemplo, si queremos sanar a alguien y esto no ocurre de inmediato, tendemos a asumir que somos nosotros los que no funcionamos, cuando la realidad es que en el entorno material, hay tiempos diferentes al espiritual.

Hay que tomar en cuenta otra cosa importante, parte de esta experiencia implica cometer errores. Es decir nuestra perfección viene de ser imperfectos, y esto tiene una gran implicación en el sentido, que hay que equivocarse unas cuantas veces para poder dominar muchas cosas en esta vida, entre ellas nuestras habilidades psíquicas.

El equivocarse, cosa a la cual tampoco estamos acostumbrados, debe aprender a tomarse como un crecimiento que te hace mejor, y no algo que te dice que no sirves, lo cual viene del ego.

Y pareciera que solo hay dos caminos, valorarnos y honrar nuestro ser, para de esta manera permitir que nuestro potencial se libere, o quedarnos en un estado de sufrimiento derivado de renunciar a ser quien somos.

Ahí la importancia de verte al espejo y ver tu potencial, aceptar el riesgo que implica desarrollar tus habilidades y aprender a saber quien eres, por lo que hay adentro de ti y no por lo que el exterior opine.

Cuando yo logre ver con claridad quien soy, todo ha sido más fácil. Aun sigo aveces buscando la aceptación de los demás,

Aunque lo tengas del todo consiente, tienes acumulado una serie de ocasiones en donde haz manifestado tu poder de sanacion, ya sea a través de las palabras o de algo que haz hecho que te ha transformado a ti o a los demás.